Terapia de Parejas

¿Qué es una terapia de parejas? ¿Son realmente efectivas? ¿Qué dicen las parejas que han probado este tipo de terapias? Todas las preguntas y respuestas sobre las terapias de parejas en el sitio más completo que encontrarás en Chile.

¿Qué es la terapia de parejas?

Debemos partir por lo más básico. Sí, quizás muchos tienen una idea en su cabeza sobre de qué se trata todo esto, pero ¿qué es realmente la terapia de parejas? La terapia de parejas es una especialidad dentro de la psicología que busca mejorar la comunicación y por consecuencia la relación y convivencia entre dos personas que tienen una relación afectiva.

¿Qué es la terapia de parejas?

En el punto anterior marcamos como punto principal la comunicación. ¿Por qué? Porque toda terapia de pareja se basa en fortalecer y mejorar el vínculo a través del que se comunican, para luego pasar a los detalles que han desgastado la relación. La comunicación es muy importante y verán que se repite a lo largo de todo el artículo.

¿Funciona la terapia de parejas?

Sí, la terapia de parejas funciona y la verdad es que muy bien. Si nos vamos a estadísticas duras, 9 de cada 10 parejas que asisten a este tipo de terapias, terminan resolviendo sus problemas.

Efectividad de la terapia de parejas

La terapia de parejas es una de las consultas más efectivas a nivel de la psicología, y si el profesional tiene experiencia, puede asegurar buenos resultados.

¿Cuándo no funciona la terapia de parejas?

Como dijimos en el punto anterior, la terapia de parejas es muy efectiva, pero ¿cuándo no funciona? Son pocos los casos, pero existen y ocurren cuando la decisión no se tomó de forma conjunta, cuando solo una de las partes está convencida de querer arreglar la situación, o cuando ninguna de las partes quiere mejorar y solo asisten por cumplir y para decir luego “hicimos todo lo que estaba en nuestras manos”.

Beneficios de la terapia de parejas

La intención es clave a la hora de mejorar y buscar un nuevo camino, pero cuando esa intención no existe, no hay mucho que pueda hacer el terapeuta o psicólogo, por muy experto o capacitado que esté.

Beneficios de la terapia de parejas

Muchos dudan, no se atreven o simplemente no creen en este tipo de terapias, pero los estudios y los más de mil casos exitosos que hemos llevado a cabo, nos demuestran que la terapia de parejas tiene muchos beneficios, no solo para tu relación, si no también en tu vida diaria. ¿Cuáles? Los revisamos en los siguientes puntos:

  • Nuevas herramientas: la terapia de parejas te entregará herramientas prácticas para la resolución de conflictos en distintas áreas de tu vida. Una buena terapia de parejas te enseñará a manejar situaciones problemáticas y buscar soluciones en base a la comunicación y la reflexión.
  • Conocerte: La terapia de pareja te enseña a mirar hacia adentro y encontrar conflictos, situaciones o problemas no solo en el otro, si no en ti. ¿Por qué esto es bueno? Porque la auto crítica constructiva te ayudará a mejorar en muchos aspectos personales.
  • Proactividad: La terapia de parejas no se basa solo en escuchar, si no también en actuar. Ya haber asistido y haber tomado la decisión te hace tomar el timón de tu vida, y esto, sumado a las tareas que te dejará tu psicólogo para mejorar tu relación, te convertirán en una persona proactiva y que no se queda de brazos cruzados.
  • Escuchar: La terapia de parejas te enseñará que todo lo que oyes tiene un por qué. Procesar lo que dice tu pareja, y en tu día a día lo que dicen otras personas, mejorará tus relaciones humanas y personales.
  • Comunicación: parte de las terapias de pareja consisten en comunicar y expresarse. Tras una sesión completa, tus habilidades para decir lo que sientes de buena forma y lograr resolver los conflictos que esto provoca, se habrán desarrollado tanto para tu relación como para tu vida.

¿Cuándo ir a una terapia de parejas?

Esta es una pregunta muy importante. ¿Cómo tomar la decisión de asistir a una terapia de parejas? ¿Cuándo es buen momento para ir? La respuesta es simple: cuando tienes un problema de pareja que se ha extendido por ya varios meses, es un buen momento para consultar con un especialista.

Si te duele la cabeza constantemente, ¿qué haces? Asistes al neurólogo. Si te duele la espalda de forma recurrente, ¿qué haces? Asistes al traumatólogo. Bien, si tienes problemas con tu pareja y que no se han podido resolver, ¿qué haces? Consultas con un psicólogo experto en la materia.

Terapia de parejas y resolución de conflictos

Sabemos que es difícil, hay muchos prejuicios y vergüenza en torno a este tema. Ni en el colegio ni en la universidad nos enseñaron cómo se debe llevar una relación de pareja, pero tranquilos que es un tema que con el tiempo ha roto todos los tabúes y es cada vez más normal asistir a este tipo de terapias.

No hay que tener miedo. Todos nos equivocamos, pero con la ayuda de un experto podemos solucionarlo y buscar el buen camino. 

Dato: en Chile se realizan más de 13.000 sesiones mensuales de terapia de parejas.

¿Qué problemas puede resolver la terapia de parejas?

Ya sabemos que es efectiva, pero ¿qué problemas resuelve la terapia? La verdad es que dependerá de la pareja y lo que estén atravesando, pero hay varios temas que se repiten constantemente y que sería bueno que los conocieran.

Discusiones y peleas

Es quizás lo más común y por lo que la mayoría de las parejas asiste a terapia. ¿Qué hacer cuando la relación se basa en peleas y discusiones? ¿Cómo lograr bajar el tono emocional de la relación? Si este es tu caso, tranquilo que con la ayuda de un especialista será un problema fácil de resolver.

Terapia de parejas y falta de comunicación

Falta de comunicación

Al contrario del punto anterior está también la tensa calma, esa relación en donde no discuten, pero tampoco se hablan o se comunican. ¿Tiene solución? Sí la tiene y es muy importante buscar ayuda. Este problema (falta de comunicación) provoca distanciamiento (incluso más que las peleas) y puede terminar en desamor. ¿El problema de esto? La mayoría de los especialistas coinciden en que cuando se llega a ese punto (desamor) es muy difícil volver atrás.

Cambios de ciclos

Otro tema muy común son los cambios de ciclos vitales. ¿A qué nos referimos? A esas etapas de la vida donde hay una modificación permanente (la jubilación por ejemplo o el nacimiento de un hijo). Estos cambios pueden traer conflictos internos en la relación y sin darnos cuenta, generar un distanciamiento. ¿Es para preocuparse? No, como decíamos, es también un caso muy común y tiene solución.

Terapia de parejas por cambios de ciclo

Infidelidad

La infidelidad es otro tema común y que desde lejos se ve como algo irreversible. Desde nuestra experiencia, sí tiene solución y es más, tras una terapia de parejas por infidelidad, se pueden además solucionar otros temas que la pareja no estaba viendo.

Terapia de parejas e infidelidad

Familiares

Los suegros o los problemas con la familia de tu pareja también pueden ocasionar problemas internos. La interferencias de las familias son más comunes de lo que se cree, pero nuevamente, tiene solución y es muy efectiva.

Ruptura sana

A veces no hay solución. A veces no se quiere seguir. ¿Qué hacer en ese caso? Si la decisión es tener una ruptura sana para no afectar a los hijos, una terapia les servirá para poder llegar a esos acuerdos que no estaban logrando por ustedes mismos.

Terapia de pareja para ruptura sana

Hay muchos más casos, pero creemos que se entiende la idea. En definitiva, cualquier problema que pueda existir entre una pareja, tiene solución de las manos de un experto.

¿Cuánto dura una terapia de parejas?

Aunque no lo crean, las terapias de pareja son bastante cortas. En general (el promedio) es de 8 a 12 sesiones que están bien espaciadas en el tiempo (una por semana, una cada dos semanas y en algunos casos una sesión cada 3 semanas).

Ojo, al ser espaciadas en el tiempo, la terapia general se puede alargar hasta los 8 meses, pero eso no significa que tendrán muchas sesiones, al contrario, es solo la separación entre cada una la que alargará el tiempo.

Duración de la terapia de parejas

¿Por qué se separan tanto las sesiones? Se separan ya que es necesario que ambos, la pareja, tenga tareas en su casa, además de las que se realizan en la terapia, con el fin de aplicar los temas prácticos y que den resultados en el día a día.

Dato: si bien el promedio son 8 a 12 sesiones, hay muchos casos también en que con 5 sesiones el problema se resuelve.

¿Cuánto dura cada sesión?

A diferencia de una terapia individual, la terapia de parejas se extiende generalmente a una hora y treinta minutos. ¿Por qué? En primer lugar porque son dos las personas que asisten y porque habrán ejercicios que deberán realizar durante la sesión. En definitiva, no durará menos de 90 minutos y se puede extender según sea el caso hasta las 2 horas.

¿Cuánto cuesta una terapia de parejas?

Los precios de una terapia de parejas no son fijos y variarán según el lugar al que vayas, pero para que te hagas una idea, cada consulta debería estar cerca de los $40.000 y un máximo de $65.000. Si te cobran más que eso, deberías evaluarlo.

¿Cómo funciona la terapia de parejas?

Como toda terapia, la terapia de parejas funciona en base a reuniones periódicas con la pareja y un psicólogo en la que se conversa, se reflexiona y se realizan juegos prácticos para desarrollar habilidades comunicacionales y volver a generar un lazo entre ambos.

Primera entrevista

Para quienes han ido al psicólogo (y también para quienes no han ido), les contamos que es muy similar a una terapia individual. Todo comienza con una entrevista juntos en la que la pareja, guiada por el especialista, cuenta y expresa lo que está pasando y cuáles creen que son los principales problemas. El objetivo de esta primera sesión es descubrir qué está viviendo cada uno, cómo les afecta la crisis de pareja y cuáles son sus objetivos (lo que esperan) con esta terapia.

Primera entrevista en la terapia de parejas

En esta primera entrevista se establece también la regla de oro. ¿Cuál? Que cada uno debe respetar el turno del otro. Está prohibido interrumpir. ¿Por qué es tan importante esta regla? Porque enseñará al corto plazo a escuchar, a entender y a responder reflexionando.

Luego de una larga conversación de tres (pareja y psicólogo) se le asignará una tarea a cada uno, pero al ser la primera sesión, no será una tarea práctica (un ejercicio), será una tarea reflexiva, de descubrir de forma individual ciertas acciones en el día a día que están generando problemas.

Segunda entrevista

Una semana después (las primeras sesiones sí son seguidas), se realiza una segunda entrevista pero esta vez por separado. La idea de esta segunda entrevista es lograr que cada uno se sienta más libre y pueda contar con mayor libertad lo que está pasando.

Segunda entrevista de la terapia de parejas

Esta libertad le permitirá a tu psicólogo evaluar en profundidad el contexto del problema y establecer un plan de acción para las siguientes sesiones y la terapia.

Siguientes sesiones

Todo lo que vendrá después (las siguiente sesiones) dependerá de cada pareja y del problema que estén viviendo. Lo que sí les podemos adelantar es que tendrán muchas conversaciones guiadas con el psicólogo, muchas dinámicas de desarrollo de la confianza y comunicación y también muchos ejercicios prácticos que la pareja deberá realizar en la casa.

Ejercicios de la terapia de parejas

Los ejercicios de la terapia de pareja tienen como principal objetivo llevar la relación a su estado inicial, esos momentos mágicos donde no habían conflictos (o no como los hay ahora) y lograr que ese estado, el de la madurez del conocimiento mutuo, se mantenga.

¿Cuáles son esos ejercicios o tareas? La verdad es que son muchos y todo dependerá de cada caso, pero para que se hagan una idea les pondremos algunos ejemplos.

Ejercicios de la terapia de parejas

Ojo, estos ejemplos son eso, solo ejemplos. Pueden sonar algo ligeros a primera vista, pero están todos comprobados y son parte todos de una terapia de pareja exitosas.

Dato: la terapia no consiste solo en ejercicios. Aquí están a modo de ejemplo, pero la parte clave está en la conversación guiada con tu psicólogo.

Ejercicios durante la terapia

La parte más importante y la columna vertebral de las terapias, son todas las acciones que se realicen en conjunto con el psicólogo y durante las distintas sesiones que tengan. Pero ¿cuáles serán esas dinpamicas? Revisemos algunas de las más típicas a continuación.

La lista mágica

Uno de los más típicos y por el que los terapeutas generalmente comienzan, es realizar un listado de aspectos positivos del otro miembro de la pareja y luego intercambiarlo.

¿Por qué se hace esto? Porque cuando se conocieron solo se captaban y percibían los mejores aspectos del otro, pero con la erosión y la lógica del tiempo, esas percepciones van quedando en el olvido y son sobrepuestas por una rutina diaria que tiende a mostrar lados más negativos.

Conversación durante la terapia de parejas

Sí, puede parecer simple, pero la verdad es que guiados por el especialista, es un ejercicio muy efectivo y que sin duda da el primer paso para volver a establecer una comunicación perdida.

Ejercicios de la terapia para hacer en casa

¿Se acuerdan que les contamos que para que una terapia de parejas tuviera éxito era importante realizar también ejercicios en la casa? Bien, aquí les mostraremos algunos típicos casos que los expertos le piden a sus pacientes que realicen en el día a día.

Una experiencia distinta

Está estudiado y comprobado que si durante 90 minutos, una vez a la semana y por 10 semanas seguidas, la pareja realiza una actividad nueva, distinta y que no sea parte de la rutina del día a día, la relación mejora y los problemas de comunicación existentes desaparecen a corto plazo y con proyección a largo plazo.

Dicho lo anterior, esta es una tarea típica dentro de las que se le pide a la pareja, pero que no quede solo en las palabras, en las sesiones con el psicólogo se deben contar luego en detalle qué se hizo, cuánto duró, por qué eligieron esta tarea y qué les hizo sentir la experiencia.

Citas durante la terapia de parejas

“No sé me ocurre qué hacer distinto y que no hayamos hecho”. Esta frase es típica y quizás el primer punto de tope. La frustración y rutina muchas veces no dejan ver más allá y no se buscan ideas o actividades. Para que no se frustren y puedan avanzar, les contamos que salir a comer, manejar y conversar en un trayecto con tu pareja, ir al cine o al teatro, ir a un concierto o incluso salir a caminar, son opciones válidas y que darán el primer pié para que esta relación vuelva a girar.

Sin celulares

Como les hemos explicado en este artículo, la terapia de parejas tiene como principal objetivo recuperar la comunicación perdida. Bien, hoy en día esa comunicación es mucho más difícil de recuperar, sobre todo pensando en las cientos de distracciones que tenemos al alcance de la mano (el celular).

¿Qué se puede hacer entonces? Otro ejercicio muy recurrente y también efectivo, es dedicar 1 hora a la semana a sentarse, conversar (o quizás solo mirarse), pero sin distracciones, sin celulares, sin televisión y sin nada que los distraiga.

Testimonio de una terapia de parejas

Este ejercicio cuesta en un principio, sobre todo cuando la comunicación se ha ido perdiendo a lo largo del tiempo, pero tras 2 o 3 semanas se vuelve un ejercicio que fluye por sí solo y que las mismas parejas agradecen.

Mirarse sin parar

Este ejercicio no gusta mucho, sobre todo la primera vez que lo escuchan, pero la verdad es que tiene muy buenos resultados a mediano plazo. ¿De qué se trata? De dedicar una vez a la semana, 5 minutos completos a mirarse en silencio el uno al otro. Sí, así como suena, solo sentarse, sin distracciones y mirarse fijamente

¿Por qué es tan efectivo? Por un tema biológico. Desde nuestros antepasados, el mirarse profundamente era un signo de confianza, un signo que ha quedado arraigado en nuestro ADN y que hasta el día de hoy, aunque no lo crean, estrecha lazos a nivel subconsciente.

Testimonio real

Solo para terminar y con el fin de que decidan con toda la información sobre la mesa, queremos dejar el testimonio de Juan Andrés Fontaine y María Angélica Infante, una pareja que acudió a nuestro centro con bastantes problemas y que decidieron hoy compartir su historia con ustedes:

“Me presento. Soy Juan Andrés y en terapiadeparejas.cl me invitaron a contar mi historia. La verdad es que acepté la invitación ya que creo importante que otras personas conozcan la importancia de dejar atrás los prejuicios y miedos y aprender a pedir ayuda cuando es necesario.

Como quizás muchos de los que leen en este momento, yo también tenía una impresión bastante negativa sobre este tema. Jamás creí en las terapias y jamás pensé en ir a una. Cuando mi mujer me comentó la idea, me encontraba bastante reacio, pero las peleas ya no eran intolerables y con el fin de que dejara de molestar, accedí.

Terapia de parejas en Chile

Cuando llegué nos recibió una psicóloga, la primera mala señal. De inmediato pensé que se pondría en mi contra (sí, pensamiento machista, lo siento), y que esto no serviría para nada. Las primeras 2 sesiones fueron de muchas preguntas. Primero con María y luego de forma individual. Hasta ahí, mi opinión aún no cambiaba mucho.

Ya para la tercera reunión se generó un cambio profundo. La terapia había comenzado y los ejercicios y todo lo que nos dijimos en esa sesión fue liberador. Aunque no lo crean, solo con la libertad de hablar y respetando una serie de reglas que nos pidió la psicóloga, todo empezó a cambiar. En el auto, mientras íbamos de vuelta a la casa, no podíamos parar de conversar y hasta reír. Parecíamos adolescentes. 

¿Fue todo tan mágico de un día para otro? No, solo comenzamos a retomar el camino, pero el problema de fondo aún existía (prefiero no compartirlo). En fin, con el problema aún ahí pero ya con una comunicación mejor de lo que teníamos antes de empezar, comenzamos con los ejercicios prácticos (tanto en la terapia como fuera de la terapia). Si me preguntan, en un principio parecían ridículos y sin sentido, pero a medida que se repetían y se hacían constantes, volvía a conocer y a enamorarme de mi mujer.

Ya para la última sesión estaba impresionado. Éramos otras personas, éramos otra pareja completamente distinta a la que llegó. Todo lo que me parecía ridículo hoy es un verdadero regalo. Si tienen problemas con su pareja y no saben por dónde partir, por favor pidan ayuda. Esto es efectivo, una ciencia.